miércoles, 7 de abril de 2010




Barcelona durante 5 días a formado parte de mi ciudad, bajabamos la calle de Jordi y ya estabamos encaminadas a cualquier sitio, siempre pasando a probar los zumos de la tienda de al lado, y saludando a los que se convirtieron en nuestra segunda casa, el super de abajo. Nos creimos que todo estaba más o menos cerca y igual hemos andado 1000 km cada día, no nos fuimos andando al tibidabo por que hizo mal tiempo que si no tambien. Mucho arte siempre, indiscutiblemente un colchon en el suelo con una hoja encima es arte, y ya está! Un día se nos ocurrio conocer a la persona que más sabe de todo en el mundo, él sabe que día va a hacer mañana solo mirando un vaso de agua, yo ya estoy metida en smallworld, abierta a todo tipo de negocios! Y qué hubiese sido sin multiples encuentros a lo largo del viaje, sentirse que nos hemos transportado a canadá con 6 personajes es algo que realmente solo te pasa alguna vez teniendo suerte, por no hablar de los laberintos de calles en las que acababamos, o desayunar, comer y cenar y luego recenar lo mismo, nunca pensé que un vuelta y vuelta a un wok iba a dar tanto de sí! La curiosa vida de la portera igor, y sus preguntas, la loca de la alemana de arriba, o el tele botellón a las 4 de la mañana siempre presentes! La eterna cola en la pedrera, y la gran comida de despues, nuestras cenas y comidas con Lambrusco, y el grandisimo viaje a la luna con parada en el espacio que nos cogimos andrea y yo, las vueltas a casa sin hacer ruido para no levantar a la bestia. Ese wok tan esperado, o el día en la playa de autentica resaca con las bicis, un autentico suicidio ir en bici por barcelona! El gran descubrimiento de una churrería en el desierto, parecía una pelicula. Una visita muy corta al Macba nos sirvió para ver que todo lo que nos rodeaba era arte, no dudamos que cuando nos paso un tio desnudo con una bici era mucho arte.
Volver empapadas a las 7 de la mañana, sin zapatos y sin rumbo, lastima que esa noche no nos acompañase nuestro salvavidas Eman, pero no dudo en volver a la siguiente noche corriendo como loco desde la playa, faltaría menos, despues del segundo viaje a la luna en la playa, y con una vuelta un tanto aparatosa en el taxi.Nuestro grandisimo intento fallido de ir al parc guell que terminó en diluvio universal mientras Eman se curraba una supuesta barbacoa que terminó con 3 espaguetis por persona, eso sí pasaron la prueba de la abuela.
Y ya se agotaron los 5 días, se agotó la felicidad por un momento, y los gigantes momentos entre amigas,pero chicas siempre nos quedará la fiesta en el desierto!

1 comentario:

  1. sin duda el mejor marianx, vaya escritora estas hecha ameega

    ResponderEliminar